Norte - Eróstrato

Algunos años atrás planteaba la idea de viajar por el norte costero del país, mucho más antes me proponía viajar a alguna ciudad de norte para vivir unos años. Después del huracán que ha sucumbido esta última etapa de mi vida, decidí emprender el viaje añorado antes de llegar a los 30, no desdeñé la oportunidad que me tentaba desde el año pasado, pero interrumpido por proyectos laborales. 

El viaje se concretó, fui envuelto en mil y un experiencias -algunas sacadas de los pelos, otras particularmente asombrosas-, en general he podido comprender muchas de las preguntas que me hacía y que ahora me hago con menor frecuencia (aminorando la neurosis). En el camino me he cruzado con personas de diferente dejo, contextura, sentido del humor y... sabor. 

Empezaré esta secuencia de escritos que fui guardando en la libreta que llevé con la finalidad de... (ninguna finalidad) Salioeron frente a un ocaso, en conversaciones, con buena comida, antes de dormido, al despertar, saliendo del mar, etc. El siguiente lo escribí en Chancay, Lima.

Eróstrato

Las palabras como esferas ardientes
y una frase la quimera
de la sombra del miedo en circular

Estamos en el umbral del presente
lacónicos, estáticos y desesperados
inmutados ante el paso del aire

Incendio del pasado
fantasma ausente
cuando se quiere
como lobo hambriento

Tambores en la cima
y riachuelos en el suelo
del papel que fue olvidado

Estamos al borde del precipicio
saltemos al sueño de la embarcación
y espaldas amplias sobre las playas
para soportar la quemazón
de lo que nunca se dijo

Lluvia en el horizonte
la alegoría del a muerte
cuando lo ilusorio es develado
por la cortina de nuestra historia


Hasta el siguiente lunes, o cualquier día de la semana.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Navaja

Cuchicanca: IV Festival del lechón en Orcotuna

Vómito púrpura