Cuchicanca: IV Festival del lechón en Orcotuna

Un fin de semana cualquiera, piensas "¿adónde voy ahora?", extrañamente prendes el televisor y te enteras de un festival de lechón, sin cuestionar nada, alistas la cámara de fotos, algo de sencillo en el bolsillo y sobre todo: muchas ganas para comer, conocer y caminar.

El destino: El distrito de Orcotuna.

Toponimia: ORCO – Cerro y TUNA – Rincón
Ubicación: Ubicada en la provincia de Concepción, región Junín, Perú.

¿Cómo llegar?

Si vives en Huancayo, se encuentra a 15 kilómetros, en la margen derecha del río Mantaro. Si chapas una combi llegas en 20 minutos, en tu troncomóvil (particular), en diez minutos.

Si vives en Lima, viaja a Huancayo. Y si vives en el extranjero, viaja a Perú.

Una de los platos más reconocidos de la zona es el lechón, es por eso que se han ganado el apelativo de "cuchicancas". Así que para impulsar el turismo, al igual que en los últimos años, se realizó el "IV Festical del lechón".

Tenía que aprovechar el momento, ya que soy amante de la carne de cerdo. Además recordando el lugar que desde los siete años no visitaba.

Ella es conocida como "La gringa", si buscan un buen lechón, búsquenla. No se arrepentirán.


Otra lechonera vestida -más o menos- de huanca.

Dulce Esperanza, del Cusco. Quien puso a tonear a la gente.

Una rica pierna de lechón.

Una chibola sin complejo alguno se animó a imitar a Dulce Esperanza.


Vista de las casas en Orcotuna.

Ya es épocas de comer tunas.

La iglesia matriz de Orcotuna, en honor a la Virgen de Cocharcas.

Vista del distrito

Un señor que arriaba a sus ovejas, fácil nunca sufrirá de frío.


Iglesia matriz a la Virgen de Cocharcas - Orcotuna

Otra vista de las casas tejadas.

Vista de la ciudad desde el cerro Santa Inés (3300 msnm).

Soy la lluvia que sube por las tardes para buscar un espinal donde vaciar mi existencia.

Vista panorámica del Valle del Mantaro.

Filtración de luz solar

Capilla en lo más alto del cerro Santa Inés.

Paseo de antorchas

Los anuncios (comúnmente llamados) chicha. 

Como despedida, un perro que se atrevió subirse al techo de una casa.

Bueno... espero que les haya gustado las fotos. Nos vemos un próximo lunes... y a comer lechón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Navaja

Vómito púrpura